LISA Pathfinder y las ondas gravitatorias

Lisa Pathfinder despegó sin contratiempos

LISA Pathfinder es un un laboratorio de física de alta precisión en el espacio, desarrollado por un consorcio industrial dirigido por Airbus Defence & Space Ltd para la ESA. El cohete Vega de Arianespace, despegó sin contratiempos desde el centro espacial de Kourou en la Guayana Francesa el jueves 3 de diciembre de 2015 a las 04:04 horas GMT con el satélite Lisa Pathfinder en su interior. Esta misión podrá a prueba la tecnología necesaria para detectar las ondas gravitatorias en el espacio.

En su interior transporta dos cubos idénticos de una aleación de oro y platino, de 46 milímetros de lado y separados entre sí 38 centímetros, que se mantendrán aislados de todas las fuerzas internas y externas con una única excepción: la gravedad.

Albert Einstein describió en la teoría general de la relatividad, hace ahora cien años, la existencia de ondas gravitatorias. Estas ondas gravitatorias son perturbaciones en el espacio-tiempo producidas por los acontecimientos más violentos del universo, como la fusión de agujeros negros o la explosión de supernovas. Hasta el momento no han podido ser observadas de forma directa; por tanto, si la misión LISA Pathfinder y posteriormente la misión LISA tienen éxito y logran detectarlas y demostrar así su existencia, permitiría entender mejor la relatividad general y abordar el estudio de cuestiones fundamentales de la Astrofísica. Su detección nos permitiría estudiar el Universo de una forma completamente diferente y, por esto, los astrónomos trabajam en el desarrollo de detectores como LISA tanto en el espacio como en la Tierra.

Durante los próximos seis meses los científicos de la misión analizarán los datos que envíe a Tierra LISA Pathfinder para confirmar que la tecnología desarrollada puede emplearse el la misión LISA y así planificar con más detalle dicha misión, que contará con tres satélites similares a LISA Pathfinder en órbita alrededor del Sol y alejados de la Tierra 1.5 millones de km. para evitar en lo posible interferencias gravitatorias.

Más información en ESA press briefing

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *